Volumen Residual

De Pneumowiki - Enciclopedia de Neumología y Neumociencias
Saltar a: navegación, buscar


Volumen residual

Introducción

El volumen residual es uno de los volúmenes pulmonares estáticos y se define como ‘’volumen de aire que queda en los pulmones y las vías respiratorias tras una maniobra de espiración máxima’’.

El valor del volumen residual es aproximadamente de unos 1200 ml, siendo, según el porcentaje del valor de referencia, sus valores normales 65-120% [% Valor referencia = (Valor observado/Valor referencia) x 100]. Este volumen no puede ser exhalado.

Funcionalmente podemos dividir los volúmenes pulmonares en:

• Dinámicos, que son aquellos que se movilizan con la respiración y los podemos medir mediante espirometría.

• Estáticos, que son aquellos que no se movilizan con la respiración y por tanto no medibles por espirometría, pero sí por pletismografía o por el método de dilución de gases.

Existen tres parámetros de los volúmenes pulmonares estáticos, con interés clínico, que no pueden ser medidos a partir de la maniobra de espirometría: el volumen residual (VR) y las capacidades que incluyen en su cálculo dicho volumen, que son la capacidad pulmonar total (CPT) y la capacidad residual funcional (CRF).

Los volúmenes pulmonares estáticos se distribuyen en varios compartimentos. La suma de dos o más volúmenes pulmonares constituye una capacidad pulmonar. Existen cuatro volúmenes y cuatro capacidades (figura 1):

• Volúmenes: Volumen de Reserva Inspiratorio (VRI o IRV), Volumen de Reserva Espiratorio (VRE o ERV), Volumen Corriente o Tidal (VC o VT o TV) y Volumen Residual (VR o RV).

• Capacidades: Capacidad Pulmonar Total (CPT o TLC), Capacidad Residual Funcional (CRF o FRC), Capacidad Vital (CV o VC), Capacidad Inspiratoria (CI o IC).


Volúmenes y capacidades pulmonares.png

Técnicas de medición de volúmenes estáticos

Al ser el volumen residual un volumen que no se puede espirar, no se puede medir mediante espirometría, por lo que tenemos que recurrir a otros métodos. Existen varias técnicas para determinar los volúmenes estáticos, las principales son dos:

Pletismografía corporal:

La palabra pletismografía (figura 2) deriva del griego plethusmos (agrandamiento). Es el método más preciso y estima el volumen de gas compresible dentro del tórax.

Patrones Ventilatorios.png

Se fundamenta en la ley de Boyle-Mariotte, que dice que en un sistema cerrado a temperatura constante el producto de la presión (P) por el volumen (V) del gas es siempre constante (k). (P • V = k), por lo que, si en un sistema cerrado cambiamos P o V, como su producto permanece constante, entonces el producto P • V antes del cambio tiene que ser igual a P • V después del mismo, o sea, P1 • V1 = P2 • V2.

En el pletismógrafo el aparato respiratorio se convierte en un circuito cerrado en el que se cumple esa ley. Existen tres tipos de pletismógrafos:

o Pletismógrafo corporal de volumen constante. Es el más utilizado en la clínica. Mide los cambios de presión que se producen dentro de una cabina a volumen constante.

o Pletismógrafo corporal de presión constante. El pletismógrafo mide los cambios de volumen que se producen dentro de una cabina a presión constante.

o Pletismógrafo corporal transmural o de flujo. Es más reciente. Mide cambios tanto de presión como de volumen.


Método de dilución de los gases:

Probablemente sea el método más extendido. Con esta técnica el paciente inhala un volumen de gas conocido (V1) que contiene una concentración conocida (C1) de un gas inerte que no es soluble en los tejidos, generalmente helio (He).

Mediante técnicas de respiración única o múltiples, el He se va mezclando con el aire del pulmón y su concentración disminuye, lo que permite el cálculo de los volúmenes estáticos (V2) en función de la concentración del gas inerte que haya quedado tras la respiración (C2), mediante la siguiente relación: C1 x V1 = C2 x (V1 + V2). Se fundamenta en la práctica insolubilidad de este gas en los tejidos y en la ley de conservación de masas.

Interpretación y aplicación clínica

La medición de volúmenes pulmonares estáticos aporta una información complementaria a la espirometría, y al igual que en ésta, para interpretar correctamente los resultados habrá que asegurarse que el paciente realizó un estudio válido. Para ello utilizamos la valoración subjetiva del técnico y la reproducibilidad de la capacidad inspiratoria. El resultado se expresa en valor absoluto y como porcentaje de su valor de referencia. Sus principales aplicaciones clínicas son:

• El estudio de los patrones espirométricos restrictivos y mixtos (con un componente restrictivo y otro obstructivo). Al ser una prueba de función respiratoria no esfuerzo dependiente e incluir al Volumen Residual, puede determinar si el componente restrictivo se debe a una falta de colaboración del paciente (falsa restricción), a una verdadera restricción pulmonar o a un aumento del Volumen Residual por atrapamiento aéreo.

• Detección precoz de enfermedad bronquial. Otra aplicación de la determinación de los volúmenes es estudiar precozmente la obstrucción al flujo aéreo, ya que la obstrucción crónica al flujo puede comenzar con atrapamiento aéreo y aumento del Volumen Residual como única alteración funcional, manteniendo una espirometría y resistencias normales.

Desde un punto de vista conceptual, el atrapamiento aéreo corresponde a un aumento del volumen residual (VR >120%) o del cociente VR/CPT (>120%), mientras que la hiperinsuflación refleja la elevación de la CRF (>120%) sobre su valor de referencia.

Un aumento del VR siempre origina un incremento de la CFR, pero un aumento del cociente VR/CPT es menos específico, puesto que puede reflejar tanto un incremento del VR como una disminución de la CPT.


Bibliografía

Icon url.jpg Articulos Relacionados acerca de Volumen Residual

*Articulos en Pubmed
*Articulos en Google Scholar