Tularemia en humanos

De Pneumowiki - Enciclopedia de Neumología y Neumociencias
Saltar a: navegación, buscar


Es una zoonosis producida por la FrancisellaTularensis que puede afectar a los seres humanos de cualquier edad, raza y sexo. Se la conoce familiarmente con el nombre de fiebre de los conejos.

Tularemia en humanos
Clasificación y recursos externos

Wikipedia NO es un consultorio médico Aviso médico

Tular2.jpg
Tularemia en humanos
CIE-10 A21.{{{3}}}

Sinónimos {{{sinónimos}}}

Etiología-Epidemiología

Francisella tularensis es una bacilo, inmóvill, gram negativo y muy resistente,que puede vivir semanas o meses en el agua o cadáveres en descomposición.

Se suele trasmitir al ser humano desde animales infectados (conejos) a través de garrapatas y ciertos insectos tabánidos(que van a actuar como vectores de la enfermedad).

El contagio también puede producirse por contacto directo con dichos animales infectados, por lo que es más frecuente encontrarla en carniceros, cocineros y cazadores.

En los Estados Unidos es una enfermedad endémica en zonas del sudeste del país, así como en algunas zonas de Asia, siendo los reservorios más frecuentes: roedores (ardillas, ratas, castores) y conejos/liebres.

Otros mecanismos menos frecuentes de transmisión son. por consumo de aguas contaminadas y ,más raramente, por inhalación.

Síntomas

Tras un período de incubación aproximado de 3-10 días el paciente presenta fiebre de inicio súbito(> 38,5 ºC), escalofríos, artromialgias generalizadas, cefalea y malestar general y posteriormente diarreas y debilidad progresiva.

En la producida por picaduras se forma una úlcera dolorosa acompañada de inflamación local, que puede persistir semanas y suele acompañarse de adenopatías generalizadas de predominio en región inguinal y cervical.

Formas clínicas

Tularemia ulceroglandular/glandular

Representa el 75% de los casos. Son lesiones ulcerosas dolorosas,de bordes bien definidos y exudativas acompañadas de adenopatías dolorosas de predominio ingunal y cervical(próximas a las zonas de la picadura).

Tularemia pulmonar

Representa el 15 % de los casos. Es una neumonía que se suele contraer por vía inhalatoria y se suele manifestar radiológicamente, como un inflitrado pulmonar parenquimatoso característico de las neumonías atípicas o incluso con la presencia de lesiones cavitadas.

Debe sospecharse ante la presencia de una neumonía atípica en un paciente que ha viajado recientemente a zonas endémicas.

Tularemia digestiva

Presente en un 2-4 % casos. Se relaciona con la ingesta de carne contaminada, aguas contaminadas o incluso, mala manipulación en la limpieza del cadáver del animal. Suele manifestarse con faringoamigdalitis, diarrea, vómitos, dolor abdominal, y en casos graves, hemorragias digestivas.

Tularemia tifoidea

Presente en un 2 % casos. Suele cursar con fiebre elevada, cefalea intensa y gran postración por lo que se considera la forma más grave de la enfermedad y la más asociada a mortalidad.

Diagnóstico

Examen microscópico directo de muestras de tejidos teñidos con tincíon policromática permiten visualizar la F Tularensis.

Pruebas serológicas: es el diagnóstico más frecuentemente utilizado.

Cultivos de muestras de la úlcera, hemocultivos o biopsia de ganglios también son de utilidad para el diagnóstico.

Reacción en cadena de polimerasa (PCR): para detectar DNA de la F. Tularensis en múltiples muestras clínicas.

Tratamiento

El fármaco de elección es la Estreptomicina i.m administrada cada 12 horas, tanto en adultos como en niños, durante un período de 7-10 días.

La Gentamicina, al igual que la anterior, es un aminoglucósido que también resulta eficaz, pero debe administrarse preferentemente cada 8 hs, también por vía i.m.

El uso de fluorquinolonas se ha extendido en los últimos años como alternativa al tratamiento con aminoglucósidos. Las más utilizadas son levofloxacino, ciprofloxacino y moxifloxacino por vía oral durante un período de 10 días.

Pronóstico

Si no tratamos la enfermedad, los síntomas pueden durar entre 2-4 semanas y la tasa de mortalidad puede llegar al 30%.

En los pacientes tratados la mortalidad es < 1%.

Es una enfermedad que suele dejar inmunidad permanente, aunque se han descrito casos de reinfecciones.

Medidas preventivas

- Evite beber agua, bañarse, nadar o trabajar con aguas que no han sido tratadas y donde la infección de los animales silvestres puede ser común

-Use guantes impermeables para despellejar animales silvestres, especialmente los conejos y las liebres.

-Cocine completamente la carne de conejos y liebres silvestres.

- Evite picaduras de garrapatas, moscas siguiendo los siguientes consejos:

  • Revise su ropa por garrapatas que pueden subir por la piel
  • Use camisas de color claro y pantalones largos, esto ayuda a distinguir a las garrapatas
  • Use un sombrero o alguna otra prenda para proteger su cabeza.
  • Use repelentes de insectos y preparados que faciliten la fijación de la garrapata.

- Existe una vacuna atenuada que puede ser útil en zonas endémicas y es recomendable en cazadores, veterinarios y guardabosques

Icon url.jpg Articulos Relacionados acerca de Tularemia en humanos

*Articulos en Pubmed
*Articulos en Google Scholar