Tratamiento de rescate

De Pneumowiki - Enciclopedia de Neumología y Neumociencias
Saltar a: navegación, buscar


Tratamiento de rescate

Los broncodilatadores inhalados constituyen la piedra angular del tratamiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y habitualmente se administran de forma continuada para prevenir o aliviar los síntomas (evidencia A)

Entendemos por medicación de rescate en la EPOC aquellos broncodilatadores de acción corta. Los fármacos más utilizados se recogen en la tabla 1:

Tabla tratamiento de rescate. JPG.JPG

El uso regular y a demanda de b-2-agonistas de acción corta (SABA, por sus siglas en inglés) o broncodilatadores colinérgicos de acción corta (SAMA, por sus siglas en inglés) mejora el FEV1 y los síntomas (evidencia A). Por otro lado, las combinaciones de SABA y SAMA son superiores a cualquiera de los fármacos por separado para mejorar el FEV1 y los síntomas (evidencia A), reduciendo, además, la hiperinsuflación dinámica en reposo y durante el esfuerzo físico y mejorando el rendimiento.

Se pueden, además, administrar de forma regular para prevenir los síntomas y su toxicidad está relacionada con la dosis.

Agonistas-beta2 de acción corta (SABA): Relajan el músculo liso de las vías aéreas. Los broncodilatadores b-2- agonistas como el salbutamol y la terbutalina son de inicio de acción rápido (5 minutos desde su administración), máximo a los 156 minutos y cuyo efecto dura de 4 a 6 horas. Suelen ser fármacos seguros dentro de las dosis recomendadas, pero dentro de sus efectos a nivel sistémico destacan palpitaciones, temblores, efectos gastrointestinales o cefalea (sobre todo en el caso de la terbutalina).

Fármacos antimuscarínicos de acción corta: Empiezan su acción a los 15-30 minutos, es máximo a los 90 minutos y dura 6-8 horas. Son más efectivos a dosis terapeúticas que los b-2-agonistas en asmáticos y menos efectivos en pacientes con EPOC. El más importante de este grupo es el ipratropio, el cual posee ciertas ventajas sobre los b-2-agonistas de acción corta en lo que respecta a la función pulmonar, el estado de salud y la necesidad de corticoides orales.

En la Guía Española de la EPOC (GesEPOC) dentro del tratamiento farmacológico de la EPOC estable, se establecen distintos algoritmos de tratamiento que se apoyan, fundamentalmente, en la utilización de b-2 de acción larga (LABA), antimuscarínico de acción larga (LAMA) y corticoides inhalados; solos o en combinación.

No obstante, el primer paso en el tratamiento de la EPOC es la broncodilatación sustentada en la utilización de SAMA o SABA, los cuales proporcionan un control rápido de los síntomas y, añadidos al tratamiento de base, son de elección como medicación de alivio a demanda, sea cual sea el nivel de gravedad de la enfermedad.

Bibliografía

Artículos Relacionados

Icon url.jpg Articulos Relacionados acerca de Tratamiento de rescate en la EPOC

*Articulos en Pubmed
*Articulos en Google Scholar