Test de metacolina

De Pneumowiki - Enciclopedia de Neumología y Neumociencias
Saltar a: navegación, buscar


La hiperrespuesta bronquial define la aparición de un estrechamiento excesivo de la luz aérea ante estímulos físicos o químicos que en condiciones normales solo provocan una reducción escasa o nula del calibre de la vía respiratoria. De cara a la práctica clínica diaria, es en el asma donde el análisis de la hiperrespuesta bronquial constituye una herramienta diagnóstica de utilidad, permitiendo la monitorización de la respuesta terapéutica y el grado de control alcanzado.

Test de metacolina
Clasificación y recursos externos

Wikipedia NO es un consultorio médico Aviso médico

Metaenflorista.jpg
Test de Provocación Bronquial con Metacolina

Sinónimos {{{sinónimos}}}

Fundamentos básicos

La metacolina es un derivado sintético de la acetilcolina (acetil-β-metilcolina), sin acción nicotínica, que actúa sobre los recetores colinérgicos del árbol bronquial y es biotransformada, al igual que la acetilcolina, por la acetilcolinesterasa, pero a menor velocidad. Esto permite alargar en el tiempo sus efectos y facilita la medida de las respuestas. La metacolina presenta dos grandes ventajas como estímulo inespecífico directo de broncoconstricción, al permitir su empleo a concentraciones de hasta 200 mg/ml sin efectos secundarios, y ofrecer una mayor reproducibilidad de las pruebas de provocación bronquial (Tabla 1).

Directos.png

Indicación del test

- Diagnóstico de asma en aquellos pacientes que requieran una confirmación objetiva a través de test de provocación bronquial, incluyendo:

1) Síntomas de asma bronquial pero con test de función pulmonar normales y sin repuesta a terapia con broncodilatadores,

2) síntomas atípicos de broncoespasmo,

3) síntomas similares a aquellos presentes en el asma, pero no bien definidos o de carácter inespecífico (tos),

4) Sospecha de asma ocupacional, síndrome de disfunción reactiva de las vías respiratorias o asma inducida por irritantes,

5) Necesidad de realización de un test de screening en profesionales para los cuales la presencia de broncoespasmo plantearía un riesgo inaceptable.

- Valoración de la respuesta al tratamiento (principalmente en el campo de la experimentación).

Precauciones

El test de provocación con metacolina resulta seguro y fácil de realizar, siempre que se tomen en consideración las precauciones apropiadas, el personal encargado de la realización de la prueba se encuentre entrenado, exista un equipo de resucitación disponible y se demuestre el retorno de las cifras de FEV1 a su línea de base al finalizar la prueba.

Son consideradas contraindicaciones absolutas la presencia de una limitación al flujo aéreo severa (FEV 1 < 50% del predicho o < 1L), el haber padecido un infarto de miocardio o un ictus en los últimos 3 meses, la presencia de hipertensión arterial no controlada (cifras de presión arterial sistólica >200 o diastólica >100 mmHg) o la presencia de un aneurisma de aorta conocido. Entre las contraindicaciones relativas destacan la presencia de una limitación al flujo aéreo moderado (FEV1 <60% del predicho o <1.5L), la incapacidad para realizar una espirometría de calidad aceptable, el embarazo y la lactancia.

El uso de ciertos fármacos como los broncodilatadores, glucocorticoides, antihistamínicos y modificadores de los leucotrienos pueden afectar a los test de provocación bronquial, recomendándose en ocasiones la suspensión de los mismos previamente a la realización de la prueba.

Protocolo

Existen dos métodos de provocación clásicos: la respiración a volumen corriente y las 5 inspiraciones con dosímetro. El método de respiración a volumen corriente requiere la utilización de un nebulizador del tipo impactador de chorro. Una vez realizada la espirometría basal, se solicitará al paciente que respire de forma relajada y tranquila a través de una boquilla conectada al nebulizador. La prueba comienza con la inhalación del diluyente y continúa con la administración de concentraciones crecientes de metacolina (desde 0,03 mg/ml hasta 16 mg/ml. Después de la inhalación del aerosol, se medirá el FEV1 a las 30 y 90 segundos. La concentración de metacolina se incrementará secuencialmente hasta observar un descenso en el FEV1 mayor del 20%.

La determinación de la curva de dosis-respuesta permite calcular la concentración de metacolina que induce una reducción del 20% en el FEV1 (CP20, concentración de provocación 20%). En individuos normales, la CP20 debe ser mayor de 16 mg/mL, identificándose en individuos con asma CP20 <8 mg/mL en la mayoría de las ocasiones. Por razones de seguridad, una vez finalizada la prueba se administrará siempre un agonista adrenérgico β2 de acción corta para devolver al paciente a su estado basal.


El método de 5 inspiraciones con dosímetro emplea un nebulizador de chorro conectado a un dosímetro, programado para nebulizar durante los primeros 0,6 s de cada inspiración. Con este método se administra el diluyente y 5 dosis crecientes de metacolina (de 0,0625 a 16 mg/ml). Para ello, el paciente al finalizar una espiración a volumen corriente realizará una inspiración profunda (5 segundos) hasta alcanzar la inspiración máxima, momento en el cual se debe mantener en situación de apnea durante 5 segundos y espirar lentamente a continuación. Este procedimiento se repetirá hasta completar 5 inhalaciones por cada concentración, en un periodo no superior a 2 min.

En ambos procedimientos, con el objetivo de conseguir un efecto acumulativo, no deben transcurrir más de 5 min entre las administraciones de cada nivel de concentración. Al igual que con el procedimiento anteriormente expuesto, se realizará una espirometría a los 30 y 90 segundos siguientes a la inhalación de cada concentración, prosiguiendo la misma secuencia de pasos a seguir hasta completar la prueba. El resultado del test de provocación con metacolina se representa mediante una curva dosis-respuesta, reflejando en un eje la dosis o la concentración acumulada de agonista inhalado y en el otro eje el cambio observado de la función pulmonar (ver Figura 1).

Sdsfbv.png

Bibliografía

  • 1. Craspo RO, Casaburi R, Coates AL, et al. Guidelines for methacholine and exercise challenge testing-1999. Am J Respir Crit Care Med 2000; 161:309.
  • 2. Sterk PJ, Fabbri LM, Quanjer PH, et al. Airway responsiveness. Standardized challenge testing with pharmacological, physical and sensitizing stimuli in adults. Report Working Party Standardization of Lung Function Tests, European Community for Steel and Coal. Official Statement of the European Respiratory Society. Eur Respir J Suppl 1993; 16:53.
  • 3. Cockcroft DW. Direct challenge tests: Airway hyperresponsiveness in asthma: its measurement and clinical significance. Chest 2010; 138:18S.

Icon url.jpg Articulos Relacionados acerca de Test de metacolina

*Articulos en Pubmed
*Articulos en Google Scholar