Reslizumab

De Pneumowiki - Enciclopedia de Neumología y Neumociencias
Saltar a: navegación, buscar


Reslizumab

Reslizumab es un anticuerpo monoclonal (IgG4 humanizada) que neutraliza la circulación de la IL-5 y evita su unión a los eosinófilos, interrumpiendo la maduración de estos y evitando su producción y supervivencia. Las propiedades preclínicas de reslizumab, entre las que se encuentran una alta afinidad de unión a la interleucina-5 y una inhibición potente de su actividad y de la eosinofilia pulmonar asociada, sugirieron una posible actividad clínica y fueron la base para el posterior programa de ensayos clínicos con una formulación intravenosa.

Posteriormente, como comentaremos más adelante, se demostró la eficacia clínica de reslizumab, mostrando una reducción significativa (un 54% de promedio) de las exacerbaciones y una mejoría en diversas variables del control actual del asma en pacientes con asma no controlada en tratamiento con dosis medias-altas de glucocorticoides inhalados y en la gran mayoría un LABA, y con un recuento elevado de eosinófilos en sangre.

Como ya sabemos, los pacientes con asma bronquial son heterogéneos en gravedad, historia natural y respuesta al tratamiento, y esto se relaciona con los mecanismos subyacentes de la enfermedad. No obstante, existen características comunes que nos permiten agruparlos en lo que se ha denominado “fenotipos” (propiedades observables de un organismo que se producen por la interacción del genotipo y el medio ambiente).

La guía GEMA considera 4 fenotipos en asma grave (asma alérgico, asma eosinofílico de inicio tardío, asma asociada a obesidad, asma neutrofílico de inicio tardía), de gran utilidad para la práctica diaria, donde se han descrito diversos biomarcadores diferentes que intervienen en su patogenia, y que han permitido el desarrollo de tratamientos específicos. Probablemente, la mayor relevancia clínica en la descripción de los diferentes fenotipos, es el fenotipo eosinofílico de inicio tardío, donde existe una inflamación persistente en la vía aérea a pesar del tratamiento con glucocorticoides inhalados y se asocia a enfermedad más grave y peor pronóstico.

El aumento de eosinófilos en sangre periférica y en el esputo son indicadores reconocidos de la gravedad de la enfermedad y se ha observado que son indicadores de riesgo independientes para las futuras exacerbaciones asmáticas

Tabla1 Reslizumab MA.Moscardo.JPG

El asma eosinofílico se caracteriza por un elevado número de eosinófilos en la biopsia bronquial o en el esputo, a pesar de un uso correcto y adecuado de dosis de corticoides inhalados. Este fenotipo supone algo más del 25% de los asmas graves, y es más común que presente un inicio sobre los 25-30 años con igual distribución entre hombres y mujeres. Aunque no tienen sensibilización alérgica, muchos pacientes tienen niveles elevados de IgE total, lo cual podría estar unido a alérgenos ocultos. Pueden cursar con rinosinusitis crónica y pólipos nasales, y un subgrupo desarrolla intolerancia a los AINES, y por lo tanto, enfermedad respiratoria exacerbada por el ácido acetilsalicílico (EREA).

Una elevada producción de IL-5 puede explicar la inflamación eosinofílica (en ausencia del clásico mecanismo Th2 mediado por la alergia), ya que interviene en la diferenciación de los eosinófilos, maduración en médula ósea, reclutamiento y activación en los sitios de inflamación alérgica y no alérgica eosinofílica, además de contribuir a su supervivencia.

Actualmente existen tres anticuerpos monoclonales anti-IL5: mepolizumab y reslizumab son anti-IL5, y benralizumab es anti-IL5R (anti-receptor para la IL5). Mepolizumab es el que primero se comercializó en España, demostrando una reducción en el porcentaje de exacerbaciones en pacientes con eosinofilia persistente en sangre, agudizaciones frecuentes y síntomas a pesar de altas dosis de corticoide inhalado y otro fármaco adicional. Además, la tasa de reducción de exacerbaciones era variable en función del grado de eosinofilia periférica (llegando a una tasa de reducción del 70 % en pacientes con recuento de eosinófilos en sangre mayor de 500/ul).

Benralizumab es un anticuerpo monoclonal, aún no comercializado actualmente en España, diseñado para realizar su acción sobre el receptor alfa de la IL5 expresado sobre los eosinófilos y basófilos, y sus progenitores de la médula ósea. Al inhibir un rango más amplio de células inflamatorias podría teóricamente tener un mayor impacto inmunitario que mepolizumab y reslizumab, aunque esto aún está por confirmar.

Reslizumab, en el segundo anticuerpo monoclonal comercializado en España que neutraliza la circulación de IL5 evitando su unión a los eosinófilos e interrumpiendo su maduración, producción y supervivencia. Ha demostrado una reducción significativa (un 54% de promedio) de las exacerbaciones y una mejoría en diversas variables del control actual del asma bronquial, en pacientes con asma bronquial no controlada, en tratamiento con dosis altas de glucocorticoides inhalados, y con un recuento sanguíneo de eosinófilos mayor a 400/ul.

Además, en otro estudio, demostró una mejoría en el control del asma, especialmente en el grupo de sujetos con poliposis nasal, donde se apreció mejoría en el FEV1 así como disminución de los eosinófilos en sangre y esputo.

Por lo tanto, en resumen, los datos de los estudios de Reslizumab indican que, en los pacientes con asma bronquial grave no controlada con un tratamiento basado en dosis altas de glucocorticoides inhalados, a dosis de 3 mg/kg administrados cada 4 semanas por vía endovenosa, mejora múltiples parámetros del control del asma y reduce el riesgo de futuras exacerbaciones asmáticas.

Por lo tanto, Reslizumab constituye una opción de tratamiento biológico para aquellos pacientes con diagnóstico de asma bronquial grave no controlada que presenten un fenotipo eosinofílico de inicio tardío.

Bibliografía

Enlaces

Icon url.jpg Articulos Relacionados acerca de Reslizumab

*Articulos en Pubmed
*Articulos en Google Scholar