Silicosis

De Pneumowiki - Enciclopedia de Neumología y Neumociencias
Saltar a: navegación, buscar

La silicosis es una enfermedad pulmonar intersticial difusa causada por la inhalación de manera crónica de partícula de sílice cristalina.

Silicosis
Clasificación y recursos externos

Wikipedia NO es un consultorio médico Aviso médico

Silicosis 1.jpg
Silicosis Simple
CIE-10 J62.8
CIE-9 502

Sinónimos {{{sinónimos}}}

Concepto y definición

La silicosis es una enfermedad pulmonar intersticial difusa causada por la inhalación de manera crónica de partícula de sílice cristalina.

La silicosis es una neumoconiosis, enfermedad producida por el depósito de polvo en los pulmones, produciéndose en los mismos una reacción patológica, sobre todo de tipo fibroso. Es considerada la silicosis como una enfermedad respiratoria de origen laboral, muy frecuente en países en desarrollo, en donde podemos encontrar en ocasiones formas graves.

El término silicosis fue acuñado por el neumólogo Achille Visconti (1836-1911) en 1870.

La silicosis es una enfermedad de carácter irreversible y es considerada en la mayoría de los países como una enfermedad profesional incapacitante.

Exposición a sílice

Los factores que determinan el riesgo de contraer la enfermedad son la exposición acumulada de sílice y los factores individuales no identificados.

Los elementos más abundantes de la corteza terrestre son el silicio y el oxígeno y juntos forma la sílice cristalina o sílice libre. Se conocen siete variedades de sílice cristalina de las cuales la más abundante es el cuarzo, presente en casi todas las rocas.

El porcentaje de cuarzo es variable, el granito contiene un 30%, la pizarra un 40% y en la arena de roca, el cuarzo puede alcanzar hasta un 100%. En cambio el mármol, la dolomitas y la piedra caliza contienen niveles más bajos.

La dispersión de partículas de sílice cristalina en el aire, se produce en casi todas las tareas que conllevan perforaciones en el suelo, así como en procesos industriales que conlleva el uso de arenas y rocas. Se ha estimado que en el año 2004 hubo 1.246787 trabajadores expuestos a sílice. Se incluye entre ellos el sector de la construcción y aunque el cemento contiene un porcentaje bajo de sílice, el uso de otros materiales como el granito, pizarra y silestone puede producir exposiciones mal controladas e importantes.

La peligrosidad del sílice depende de tamaño y de las características físicas. Se entiende por polvo respirable a aquellas partículas menores de 7 micras que son capaces de alcanzar la vía respiratoria, es decir el alvéolo. Las partículas de sílice son inhaladas y las de mayor tamaño se depositan en el tracto respiratorio superior y son eliminadas por el sistema mucociliar.

Las que alcanzan el epitelio de los bronquiolos respiratorios pasan al intersticio adyacente, donde se depositan en el interior de los macrófagos y ocasionan una respuesta inflamatoria con fibrosis.

Formas clínicas de la silicosis

En función de la cantidad de sílice a la que han estado expuesto el paciente y el tiempo de evolución antes de la aparición de la enfermedad.

Silicosis aguda

Resulta de la exposición a cantidades muy grandes de polvo de sílice en un período comprendido de pocas semanas y 4 a 5 años. Es una forma clínica de rápida evolución y mal pronóstico que suele ocasionar la muerte en la mayoría de los casos.

Hace unos años, solía verse íntimamente relacionada con los trabajadores de limpieza mediante chorro de arena, pero actualmente es muy rara. La rx de tórax suele mostrar un patrón acinar similar al edema de pulmón. Se suele acompañar de disnea progresiva, tos, pérdida de peso e insuficiencia respiratoria.

Silicosis crónica

Es la más frecuente y se observa después de una exposición de 15-20 años, a unos niveles próximos a los valores permitidos. Puede ser simple o complicada. La simple se detecta por manifestaciones radiológicas, ya que en los inicios de la enfermedad, no suele modificar la función pulmonar y no produce síntomas, e incluso se puede progresar e iniciarse años después del abandono de la exposición.

Diagnostico

El diagnostico de silicosis es fácil para un médico experto, sobre todo cuando la presentación ocurre de manera típica. En la mayoría de los casos, es posible poder documentar una exposición suficiente y prolongada a la inhalación de sílice.

En la rx de tórax podemos observar un patrón intersticial nodular que no se suele acompañar de síntomas. Con estas características de historia clínica, historia laboral, rx de tórax y las pruebas de función pulmonar suelen ser las claves necesarias y suficientes para poder emitir un diagnóstico clínico.

Hay presentaciones atípicas, en las que es necesaria otros estudios complementarios como puede ser la tomografía de alta resolución, o la obtención de una biopsia pulmonar para realizar un estudio histológico, bacteriológico o mineralógicos.

Historia laboral

Casi en el 100 % de los casos de silicosis, la exposición es causal y dicha inhalación de sílice se produce porque el paciente está en ambiente laboral, por lo que es necesario conocer el ambiente laboral en el que se mueve el enfermo, y por lo tanto debe formar parte de toda anamnesis del enfermo respiratorio. El punto de partida sería recoger la historia laboral en atención primaria lo que conllevaría a tener una sospecha clínica en un primer momento.

La silicosis es una enfermedad que aparece tras un periodo de latencia y que responde a un mecanismo de dosis respuesta, por lo que es necesario conocer el tiempo de inicio, de exposición, la duración, y cuando cese el contacto, también es necesario conocer el tipo de industria y la forma de exposición a la que estuvo el paciente.

En este caso el servicio de prevención de la empresa puede disponer de información relevante e incluso en muchos casos, disponer de mediciones del polvo que se puede respirar en los diferentes puestos de trabajos.

Estudio radiológico

La presencia de una patrón intersticial nodular en la rx de tórax es la primera y a veces la única manifestación de una silicosis simple, por ello es fundamental disponer de dicha herramienta para el diagnóstico precoz de esta enfermedad, así como para el control evolutivo de la silicosis.

Los patrones radiológicos de la silicosis pueden ser simple (fig 1) cuando se observan pequeñas opacidades nodulares menores de 1 cm de forma difusa y bilateral sobre todo en campos superiores y segmentos posteriores.

Silicosis 1.jpg

La silicosis complicada cuando se observan masas de fibrosis masiva progresiva. Este término se refiere a mayores opacidades de 1 cm debido a la unión de nódulos más pequeños fig 2.

Silicosis 2.jpg

La presencia de adenopatías hiliares es muy frecuente y a veces se calcifican en su circunferencia dando las típicas imágenes de adenopatías en cascara de huevo, también la podemos encontrar en otras enfermedades como la esclerodermia o la sarcoidosis.

Pruebas de función pulmonar

La forma clásica de silicosis simple no produce alteración significativa de la función pulmonar. Sin embargo cuando la inhalación de sílice causa una fibrosis intersticial difusa, se observa un defecto ventilatorio restrictivo y alteración de la capacidad de difusión.

La medición de la función pulmonar a lo largo de los años tiene especialmente utilidad en la evaluación del progreso de la enfermedad, esta valoración de la función pulmonar tiene importantes implicaciones en la determinación de la prestación por incapacidad laboral del trabajador afectado por la silicosis.

Tratamiento y prevención

Al igual que existen en otras enfermedades que producen fibrosis, no se dispone de un tratamiento eficaz para la silicosis.

En la actualidad, la única eficaz actuación para disminuir el riesgo a esta enfermedad, se dirige a controlar el nivel de exposición a sílice, si bien no se conoce una forma exacta de un nivel exento de riesgo.

La última recomendación The National Institute of Occupational Safety and Health (NIOSH) es muy exigente y con niveles de exigencias de difícil cumplimiento, con las medidas de prevención habituales, ya que cifran los niveles de sílice por debajo de 0,05 mg /m3.

La intervención médica se centra en la detección precoz de la enfermedad y de sus complicaciones, y es importante conocer que existen trabajos en donde el uso del sílice es un novedad y que es necesario conocer la historia laboral de todo paciente que acude a una consulta con problemas respiratorios.

Bibliografía

  • Brooke T, Churg M, Churg A. Mechanisms in the pathogenesis of asbestosis and silicosis. Am J Respir Crit Care Med 1998; 157:1680-98.
  • Gumersindo Rego Fernández y Ramiro Rego Álvarez, Ramiro. Enfermedades Respiratorias Ocupacionales y Medioambientales. Oviedo. Sociedad Asturiana de Medicina y Seguridad en el Trabajo, 2011
  • Jones RN, Turner-Warwick M, Ziskind M, Weil H. High prevalence of antinuclear antibodies in sandblaster’s silicosis. Am Rev Respir Dis 1976; 113:393-5ns.London: WB Saunders; 2000. p. 75-92.
  • Rego Gumersindo, Pichel Arturo, Quero Aida, Dubois Alejandro, Martínez Cristina, Isidro Isabel, Gil Manuel, Cuervo Víctor, González Artemio. High Prevalence and Advanced Silicosis in Active Granite Workers: A Dose-Response Analysis Including FEV1. J Occup Environ Med 2008; 50:827-33
  • Honma K, Chiyotani K. Diffuse interstitial fibrosis in non- asbestos pneumoconiosis. A pathological study. Respiration 1993;60:120-126.

Icon url.jpg Articulos Relacionados acerca de Silicosis

*Articulos en Pubmed
*Articulos en Google Scholar