Derrame pleural de origen infeccioso

De Pneumowiki - Enciclopedia de Neumología y Neumociencias
Saltar a: navegación, buscar

Las infecciones no tuberculosas son una de los principales causas de los derrames pleurales exudativos y de derrames pleurales en general.

Derrame pleural infeccioso no tuberculosis

El derrame pleural es una complicación frecuente de las infecciones pulmonares debido a una amplia variedad de microorganismos. El derrame pleural paraneumónico es una consecuencia de una infección pulmonar concomitante, como neumonía, absceso o bronquiectasias. Sin embargo, el líquido pleural es estéril y no purulento. Cualquier microorganismo que infecta el pulmón, incluyendo bacterias, gérmenes atípicos, parásitos y hongos y protozoos pueden causar un derrame pleural paraneumónico. Sin embargo, la gran mayoría de los derrames pleurales se deben a infecciones bacterianas. Más del 40% de los casos de las neumonías bacterianas progresan con derrame pleural, y este porcentaje aumenta al 57% en la neumonía neumocócica. Los síntomas del paciente suelen ser los mismos que los de la neumonía, es decir, fiebre, dolor pleurítico y tos sin signos adicionales ocasionados por el derrame pleural.

Alrededor del 20% de los pacientes con neumonía atípica presentan derrame pleural. Los microorganismos más frecuentemente implicado son Mycoplasma pneumoniae y entre los virus, adenovirus e influenza. Los síntomas indicativos más comunes de neumonía atípica son: fiebre, cefalea, tos y artralgias. Los derrames pleurales suelen ser transitorios, pequeños y acompañados por infiltrados pulmonares y rara vez son masivos o persistentes. El análisis del líquido pleural es un exudado de predominio de células mononucleares. El aislamiento del microorganismo causal en el líquido pleural es excepcional. El diagnóstico es basado en el cultivo de muestras respiratorias o en el aumento de los títulos de anticuerpos específicos en dos determinaciones separados por al menos 15 días. Un alto tíitulo de aglutininas frías sugiere diagnóstico de micoplasma.