Claritromicina

De Pneumowiki - Enciclopedia de Neumología y Neumociencias
Saltar a: navegación, buscar


La claritromicina (6-O-metil eritromicina) es un antibiótico del grupo de los macrólidos, que se caracterizan por presentar una estructura molecular compuesta por un anillo macrocíclico de lactona de 14 a 16 miembros, que determinan las diferentes moléculas de este grupo.

Claritromicina
Clasificación y recursos externos

Wikipedia NO es un consultorio médico Aviso médico

CLARITROMICINA1.jpg
Fórmula de la claritromicina

Sinónimos {{{sinónimos}}}

Mecanismo de acción

La clariromicina es un antibiótico de acción intracelular. Penetra en la bacteria y se une a la subunidad 50S del ribosoma bacteriano bloqueando de este modo la translocación del RNA bacterano interfiriendo así en la síntesis proteica. De este modo se considera que tiene una acción bacteriostática aunque puede ejercer una acción bactericida a altas dosis.

Actividad antimicrobiana

Actividadmicrobiana1.png

El espectro de actividad de la claritromicina incluye a numerosos microorganismos gram positivos (Staphylococcus aureus, S. pneumoniae, S. pyogenes), bacterias gram negativas aerobias (Haemophilus influenzae, H. parainfluenzae y Moraxella catarrhalis), numerosas anaeróbicas y otros microorganismos atípicos como Mycoplasma spp, Ureaplasma spp., Chlamydophila spp, Toxoplasma y Borrelia (tabla 1).

Indicaciones

La claritromicina, al igual que otros macrólidos, logra altas concentraciones en la piel, oído medio, secreciones bronquiales, próstata, mucosa gástrica, granulocitos y macrófagos pero no penetran el líquido cefalorraquídeo. En esta revisión se abordarán principalmente las indicaciones del uso de claritromicina en la patología respiratoria.

Los macrólidos, en este caso la claritromicina, tienen un papel muy relevante en el tratamiento de las infecciones de las vías respiratorias y del parénquima pulmonar. De este modo, la claritromicina puede ejercer una acción antimicrobiana frente a pacientes que presentan una agudización de EPOC, por su efecto frente a los principales patógenos causantes de la misma (neumococo, H.influenzae, Moraxella catharralis) y aquellos pacientes que presentan una neumonía comunitaria, donde las principales bacterias implicadas serán S. pneumoniae, Legionella pneumophila, Mycoplasma pneumoniae y Chlamydophila pneumoniae.

Sin embargo algunas consideraciones respecto al nivel de resistencias bacterianas deben de ser tenidas en cuenta. Haemophilus influenzae presenta un 37% de resistencias a la claritromicina mientras que el 25% de aislamientos de Streptococcus pneumoniae no van a ser sensibles a este antibiótico. Es por ello, que en el caso de infecciones graves como una neumonía comunitaria no se recomienda su uso empírico en monoterapia si no asociado a un betalactámico o cefalosporinas (tabla 1).

Otras indicaciones

La claritromicina tiene un papel fundamental en las pautas de tratamiento de distintas micobacterias atípicas: Mycobacterium avium, M. kansasii, M. xenopi, M. fortuitum y M. abscesus. Además se considera un fármaco de segunda línea a emplear en el tratamiento de Mycobaterium tuberculosis resistente.

-Claritromicina como inmunomodulador:

Los macrólidos poseen propiedades antiinflamotorias e inmunomoduladoras influeyendo en la secreción de citoquimas como respuesta a la infección. Es por ello que se han utilizado como tratamiento coadyuvante en bronquiectasias, asma y EPOC. De hecho el efecto inmunomodulador que poseen hace que sean el tratamiento de elección en la panbronquiolitis difusa.

Recientemente se ha demostrado que el tratamiento con macrólidos (claritromicina) disminuye la mortalidad en pacientes con sepsis grave, incluso infectados por microorganismos resistentes a los mismos.

Un reciente metaanálisis informo que los regímenes de tratamiento de la neumonía comunitaria hospitalizada, que contenían macrólidos, se asociaron con una reducción del 22% en la mortalidad comparado con aquellas pautas sin macrólidos.

Efectos adversos

La los efectos adversos más frecuentes (>1%) son los gastrointestinales, consistentes en nauseas, vómitos, diarrea y dolor abdominal. Pueden causar cefalea, insomnio y reacciones alérgicas cutáneas (rash).

La claritromicina puede prolongar el intervalo QT en el ECG y en los pacientes con síndrome de QT prolongado puede inducir arritmias graves. A nivel hepático pueden producirse alteración de las pruebas de función hepáticas. Se han descrito también, irritabilidad, alteración de los sentidos del gusto y olfato.

Mecanismos de resistencia

En la actualidad la resistencia antibiótica a los macrólidos, y en este caso a la claritromicina es un importante problema terapéutico. En España, durante el año 2013 se han registrado una tasa de resistencias del neumococo a los macrólidos del 25.4%.


Se han descrito dos mecanismos por el cual se inducen resistencias a la acción de los macrólidos:

Modificaciones de los sitios de unión

El gen de la metilación ribosómica de la eritromicina (ermB) codifica enzimas que producen un cambio en la conformación de la subunidad 23S del ribosoma por metilación en el RNA ribosómico en dicha subunidad, con la alteración de los sitios de acción del antibiótico. Confiere el fenotipo MLSB, que se asocia con resistencia de alto grado (CMI >64 mg/L) y es común a macrólidos, lincosaminas y estreptogramina B. Este mecanismo de resistencia es el más prevalente en Europa y Sudáfrica en el caso de Streptococcus pneumoniae.

Mecanismo de expulsión

Consiste en la eliminación del antibiótico del interior de la bacteria mediante una bomba de protones de la pared celular. Es un mecanismo común a otros antibióticos como fluorquinolonas y algunos betalactámicos. Está codificado por el gen mef (A) y condiciona niveles de resistencia de bajo grado (CMI 1-32 mg/L). Es el tipo de resistencia a macrólidos más frecuente en Estados Unidos.

Bibliografía

  • 1. Langtry HD, Brogden RN. Clarithromycin. A review of its efficacy in the treatment of respiratory tract infections in immunocompetent patients. Drugs 1997;53(6):973-1004
  • 2. Alvarez-Elcoro S, Enzler MJ. The macrolides: erythromycin, clarithromycin, and azithromycin. Mayo Clin Proc 1999;74(6):613-34.
  • 3. Restrepo MI, Mortensen EM, Waterer GW, Wunderink RG, Coalson JJ, Anzueto A.
  • 4. Impact of macrolide therapy on mortality for patients with severe sepsis due to pneumonia. Eur Respir J 2009;33(1):153-9
  • 5. van der Paardt AF, Wilffert B, Akkerman OW, de Lange WC, van Soolingen D, Sinha B, van der Werf TS, Kosterink JG, Alffenaar JC. Evaluation of macrolides for possible use against multidrug-resistant Mycobacterium tuberculosis. Eur Respir J 2015. doi:10.1183/09031936.00147014
  • 6. Kovaleva A, Remmelts HH, Rijkers GT, Hoepelman AI, Biesma DH, Oosterheert JJ. Immunomodulatory effects of macrolides during community-acquired pneumonia: a literature review. J Antimicrob Chemother 2012;67(3):530-40
  • 7. Asadi L, Sligl WI, Eurich DT, Colmers IN, Tjosvold L, Marrie TJ, Majumdar SR. Macrolide-based regimens and mortality in hospitalized patients with community-acquired pneumonia: a systematic review and meta-analysis. Clin Infect Dis 2012;55(3):371-80

Icon url.jpg Articulos Relacionados acerca de Claritromicina

*Articulos en Pubmed
*Articulos en Google Scholar