Ascariasis pulmonar

De Pneumowiki - Enciclopedia de Neumología y Neumociencias
Saltar a: navegación, buscar


La mayor parte de los parásitos que afectan al pulmón son helmintos (animales invertebrados con aspecto de gusano) a excepción de la amebosis y el paludismo grave y a las enfermedades que producen las denominamos helmintosis.

Las principales helmintosis humanas son producidas por diversas especies de cestodos, trematodos y nematodos.

La Ascariasis es la infestación intestinal causada por el nematodo Ascaris sp siendo la producida por Ascaris lumbricoides la helmintosis intestinal más frecuente en el mundo e incluye en su ciclo vital el paso transpulmonar.

Ascariasis pulmonar
Clasificación y recursos externos

Wikipedia NO es un consultorio médico Aviso médico

ASC1.jpg
Huevos de Ascaris en el concentrado de heces
CIE-10 B77.8

Sinónimos {{{sinónimos}}}

Prevalencia

Se estima que existen más de 1000 millones de personas infectadas en todo el mundo especialmente en África, Latinoamérica y zonas de Asia. El bajo nivel socieconómico, una sanidad deficiente, los climas cálidos o templados como en las zonas tropicales y subtropicales favorecen su desarrollo. En las áreas secas su transmisión ocurre predominantemente en los meses de lluvia.

Afecta a todas las edades siendo más común en los niños de 2 a 10 años y disminuye su prevalencia a partir de los 15 años. En EEUU se estima una prevalencia del 2% pero es posible que aumente al 30% entre niños de 1 a 5 años especialmente en áreas rurales.

Etiopatogénia

Los gusanos adultos miden de 20 a 40 cm de longitud y de 3 a 6 mm de diámetro siendo mayores las hembras que los machos. Las hembras fecundadas producen hasta 240.000 huevos al día que son eliminados con las heces. En los huevos fértiles se desarrollan los estadíos larvarios 1 y 2 durante 2 a 3 semanas, tiempo que permanecen en el suelo antes de que puedan infestar a otra persona y son viables durante años (especialmente en suelos sembrados, arcillosos, con humedad elevada, temperaturas templadas o cálidas).

Los huevos pueden acceder al organismo cuando las manos de una persona entran en contacto con el suelo o la tierra contaminada (al comer, a través de la ingesta de comida contaminada por heces humanas, al tocarse la boca, etc).

ASC1.jpg

Al ingerir los huevos, las larvas eclosionan en el intestino delgado (yeyuno o íleon), penetran en la pared intestinal, migran por las vénulas hepáticas, alcanzan el corazón derecho, la circulación pulmonar y aproximadamente una o dos semanas tras la ingesta atraviesan los espacios alveolares donde mudan en dos ocasiones y ascienden hasta la laringe y faringe donde son deglutidos. En el intestino delgado se desarrollan como gusanos adultos. Desde la ingesta hasta la producción de huevos transcurren de 2 a 3 meses. La infestación por hembras da lugar a huevos fértiles no ocurriendo lo mismo con los machos.

Manifestaciones Clínicas

Los helmintos dan lugar a manifestaciones clínicas intestinales, hepatobiliares, pancreáticas y pulmonares. Lo hacen fundamentalmente a través de dos mecanismos:

Lesión mecánica por la obstrucción de estructuras anatómicas.

Respuesta inmunológica al parásito o a elementos del mismo.


Las manifestaciones clínicas pulmonares dependen de la intensidad de la infección, de la exposición previa y de los alérgenos larvarios. Suelen aparecer de una a dos semanas después de la ingesta de los huevos y los síntomas ocurren mientras se produce la migración de las larvas a través del aparato respiratorio. Las larvas rompen los capilares pulmonares y las paredes alveolares dando lugar a hemorragias y eosinofilia local y periférica.

La Ascariasis pulmonar es la causa más frecuente de Síndrome de Löeffler A veces puede simular un cuadro de neumonitis eosinofílica sin Síndrome de Löeffler o confundirse con un cuadro gripal. Los síntomas más frecuentes son la tos no productiva, el disconfort torácico, disnea, hemoptisis, urticaria y fiebre.

En la auscultación pulmonar pueden encontrarse crepitantes y sibilantes.

En la exploración física puede observarse hepatomegalia mientras que no suelen palparse adenopatías.

Los síntomas pueden asociarse a niveles ligeramente elevados de IgE (especialmente en áreas endémicas del Sur de África) y suelen mejorar en un periodo de 5-10 días. Se ha descrito que aumenta la probabilidad de broncoconstricción ocasionada por el ejercicio e incluso confundirse con el Asma bronquial.

Diagnóstico

El diagnóstico puede establecerse mediante métodos directos (como la visión directa de huevos en heces: coproparasitoscópicos de concentración, de preferencia cuantitativos u observaciones en fresco) o indirectos (serología).

Un examen de heces negativo no excluye el diagnóstico ya que la positividad refleja una infección en los 2 a 12 meses previos. Los huevos no suelen ser detectados en las heces hasta 40 días después de que se produzcan los síntomas pulmonares.

En la analítica sanguínea puede observarse eosinofilia del 5-12% y puede aumentar al 30-50% en la fase de migración pulmonar. Así como niveles elevados de IgG o IgE (sobre todo al inicio).

En la radiografía simple de tórax se pueden observar infiltrados pulmonares redondeados que pueden variar de tamaño (de mm a cm) bilaterales, migratorios y pueden confluir en regiones perihiliares.

Son más frecuentes cuando la eosinofilia en sangre es mayor del 10% y desaparecen después de algunas semanas al igual que la eosinofilia. Puede realizarse un estudio radiológico abdominal con papilla de bario, ecografía, TAC, RMN o CPRE.

El hallazgo de parásitos en el contenido gástrico o en esputo es fortuito. El esputo puede mostrar eosinofilia y cristales de Charcot-Leyden.

La serología suele reservarse para estudios epidemiólogicos. Los anticuerpos anti-ascaris pueden dar reacciones cruzadas con antígenos de otros helmintos. En ocasiones se emplea la PCR para establecer el diagnóstico.

Tratamiento

El tratamiento disminuye la morbilidad ocasionada por la infección pero no tiene efecto en la trasmisión ya que ejerce su acción en el gusano adulto no en la larva.

La inflamación ocasionada por la muerte de los parásitos puede provocar más daño que los síntomas respiratorios producidos durante la migración por lo que se dice que no debe administrarse al mismo tiempo que estos trascurren.

De primera línea

-Albendazol: 400 mg, en una dosis única vo. Suele ser efectivo en el 100% de los casos.

-Mebendazol: 100 mg, 2 veces al día, durante 3 días o 500 mg en una dosis única vo (95% de efectividad).

Durante el embarazo:

-Pirantel 11 mg/Kg (máx 1 gr) en una dosis única vo.

Alternativos

-Citrato de Piperazina: 50-75 mg/Kg (máx 3.5 gr), en una toma vo, 2 días.

Se emplearán medidas de prevención como el lavado de manos o condiciones de sanidad adecuadas.

En áreas endémicas la reinfección ocurre con frecuencia. Se debe reevaluar al paciente a los 2-3 meses del tratamiento.

Bibliografía

  • J.L. Pérez-Arellano, M.A. Andrade, J. López-Abán, C. Carranza y A. Muro. Helmintos y aparato respiratorio. Archivos de Bronconeumologia. 2006;42(2):81-91.
  • Haswell-ElKins M, Elkins D, Anderson RM. The influence of individual, social group nd household factors on the distribution of Ascaris lumbricoides within a community and implications for control for control strategies. Parasitology 1989;98 (Pt 1):125.
  • Calvert J, Burney P. Ascaris, atopy, and exercise-induced bronchoconstriction in rural and urban South African children. J Allergy Clin Immunol 2010; 125:100.
  • Khuroo MS. Ascariasis. Gastroenterol Clin North Am 1996; 25:553.
  • Crompton DW. Ascaris and ascariasis. Adv Parasitol 2001; 48:285.
  • Massara CL, Enk MJ. Treatment options in the management of Ascaris lumbricoies. Expert Opin Pharmacother 2004; 5:529.

Icon url.jpg Articulos Relacionados acerca de Ascariasis pulmonar

*Articulos en Pubmed
*Articulos en Google Scholar