Amikacina

De Pneumowiki - Enciclopedia de Neumología y Neumociencias

La Amikacina es un antibiótico de amplio espectro dericado de la kanamicina, perteneciente al grupo de los aminoglucósidos, indicado para el tratamiento a corto plazo de infecciones graves por cepas sensibles de bacterias Gram Negativas.


Amikacina
Clasificación y recursos externos

Wikipedia NO es un consultorio médico Aviso médico

Amikacina1.png
Estructura química de la amikacina. PubChem
Medline Buscar en Medline (en inglés)
MeSH D000583

Sinónimos {{{sinónimos}}}

Contenido

INTRODUCCIÓN

1. Indicación

Para el tratamiento a corto plazo de las infecciones graves por cepas sensibles de bacterias Gram-negativas, incluyendo especies de Pseudomonas, Escherichia coli, algunos Proteus, algunas Providencia, algunas Klebsiella-Enterobacter-Serratia, Acinetobacter, etc.

2. Farmacologia

La amikacina es un antibiótico aminoglucósido. El mecanismo de acción de la amikacina se debe a su capacidad de penetrar la bacteria y unirse a las subunidades 30S y 50S de los ribosomas, causando mala interpretación de t-RNA, dejando que la bacteria no pueda sintetizar proteínas vitales para su crecimiento.

Los aminoglucósidos son útiles en infecciones de bacterias Gram-negativas, como Pseudomonas sp., Escherichia coli, Proteus sp., Providencia sp., Klebsiella-Enterobacter-Serratia sp., Citrobacter freundii y Acinetobacter. Además, algunas micobacterias, incluyendo la bacteria que causa la tuberculosis, son susceptibles a los aminoglucósidos. Las infecciones causadas por bacterias Gram-positivas (ejemplo: Staphylococcus sp. productores y no productores de penicilasa) también pueden ser tratadas con aminoglucósidos, pero otros tipos de antibióticos son más potentes y menos perjudiciales para el paciente. Los aminoglucósidos se han utilizado en combinación con otros antibióticos de penicilina en las infecciones por estreptococos por sus efectos sinérgicos, sobre todo en la endocarditis. Los aminoglucósidos son en su mayoría ineficaces contra las bacterias anaerobias, hongos y virus.

3. Mecanismo de acción

Los aminoglucósidos como amikacina (irreversibles) se unen a proteínas específicas de la subunidad 30S y 16S ribosomal. La amikacina inhibe la síntesis de proteínas mediante la unión a la subunidad 30S ribosomal para prevenir/inhibir la formación del complejo de iniciación con el ARN mensajero, impidiendo la síntesi proteica. En concreto amikacina se une a cuatro nucleótidos del ARNr 16S y un solo aminoácido de la proteína S12. Esto interfiere con la descodificación de sitio en las cercanías de nucleótidos en el ARNm en la subunidad 30S ribosomal. Esta región interacciona con la base de balanceo en el anticodón del tRNA. Esto conduce a una interferencia con el complejo de iniciación, una lectura errónea del ARNm que provoca que los aminoácidos se insertan incorrectamente en el polipéptido que lleva a la creación de péptidos tóxicos o no funcionales, y la ruptura de los polisomas.

DATOS CLÍNICOS

1. Indicaciones terapéuticas

AMIKACINA está indicado en el tratamiento de corta duración de las siguientes infecciones bacterianas graves causadas por microorganismos sensibles:

  • Septicemia, incluyendo sepsis neonatal.
  • Infecciones severas del tracto respiratorio.
  • Infecciones del sistema osteo-artular.
  • Infecciones del sistema nervioso central, incluyendo meningitis.
  • Infecciones de la piel y tejidos blandos.
  • Infecciones intraabdominales, incluyendo peritonitis.
  • Infecciones en quemados.
  • Infecciones post-quirúrgicas, incluyendo cirugía post-vascular
  • Infecciones complicadas y recidivantes del aparato urinario (Los aminoglicósidos, incluyendo amikacina, no están indicados en episodios iniciales no complicados de infecciones del tracto urinario, a menos que los microorganismos causantes no sean sensibles a antibióticos de menor toxicidad potencial. Se recomienda la prescripción de una dosis reducida de amikacina cuando esté indicada para el tratamiento de infecciones del tracto urinario no complicadas).

Amikacina es efectiva en infecciones causadas por cepas de microorganismos gramnegativos resitentes a gentamicina y/o tobramicina. Por ejemplo:Proteus rettgeri, Providencia stuaritii, Serratia marcescens y Pseudomonas aeruginosa.

Amikacina puede considerarse como terapia inicial en el tratamiento de infecciones estafilocócicas en pacientes alérgicos a otros antibióticos y en infecciones mixtas por por Staphylococcusy bacterias gram negativas.

Deben realizarse estudios bacteriológicos para identificar los microorganismos causantes y su sensibilidad a amikacina.

Deben tenerse en cuanta las recomendaciones oficiales referentes a resistencias bacterianas y al uso y prescripción adecuados de antibióticos.

2. Posología y forma de administración

La dosis y pauta de administración se calculará en función del peso del paciente, la edad y el estado general del paciente, la gravedad de la infección y la sensibilidad del microorganismo infectante.

AMIKACINA puede administrarse por vía intramuscular o intravenosa.

Debe establecerse el estado de la función renal determinando la concentración de creatinina sérica o el ritmo de aclaramiento de creatinina endógena. La determinación del nitrógeno de la urea sanguínea es menos fiable en este caso. Debe realizarse un seguimiento de la función renal durante el tratamiento.

Dosis única diaria: En pacientes con función renal normal reflejada por un aclaramiento de creatinina ≥ a 50 ml/min, se les puede administrar una dosis única diaria intravenosa (perfusión intravenosa lenta) de 15 mg/Kg/día, en el tratamiento de bacteriemia, septicemia, infecciones del tracto respiratorio, infecciones complicadas del tracto urinario, infecciones intra-abdominales y en casos de neutropenia febril. No se dispone de información suficiente acerca de la utilización de una dosis diaria única en pacientes con afectación de otros órganos o sistemas.

Siempre que sea posible, deben determinarse las concentraciones de amikacina en suero, para asegurar niveles adecuados pero no excesivos. Se recomienda medir las concentraciones séricas mínimas y máximas intermitentemente durante el tratamiento. Deben evitarse concentraciones máximas (30‑90 minutos después de la inyección) superiores a 35 microgramos/ml y concentraciones mínimas (justo antes de la siguiente dosis) superiores a 10 microgramos/ml. La dosis se ajustará como se indica.

Pacientes con función renal normal

Administración en adultos y niños:

La dosis normal (intramuscular o intravenosa) recomendada para adultos, es de 15 mg/kg/día, dividida en 2 ó 3 dosis iguales administradas a intervalos equivalentes, es decir, 7,5 mg/kg cada 12 h ó 5 mg/kg cada 8 h. El tratamiento en pacientes de gran masa corporal no debe sobrepasar 1,5 g/día.

Administración en lactantes y recién nacidos:

La dosis recomendada en prematuros es de 7,5 mg/kg cada 12 h. En recién nacidos debe administrarse como dosis de carga 10 mg/kg para seguir con 7,5 mg/kg cada 12 h. Los niños mayores de 2 semanas deben recibir 7,5 mg/kg cada 12 h ó 5 mg/kg cada 8 h.

Administración en pacientes mayores de 65 años:

La dosis recomendada, intramuscular o intravenosa, es de 15 mg/kg/día, dividida en 2 ó 3 dosis iguales administradas a intervalos equivalentes, es decir, 7,5 mg/kg cada 12 h ó 5 mg/kg cada 8 h.

Pacientes con función renal alterada

En pacientes con insuficiencia renal, se deben monitorizar las concentraciones séricas de Amikacina durante el tratamiento, para establecer la dosis adecuada y disminuir los riesgos de concentraciones elevadas potencialmente tóxicas. Siempre deben mantenerse los niveles de amikacina dentro del rango terapéutico apropiado, por lo que si es necesario se aumentarán los intervalos entre dosis. Si no es posible la monitorización, se controlará la función renal (teniendo en cuenta los valores de creatinina) y la situación clínica del paciente, manteniendo intervalos amplios entre dosis cuando la situación lo requiera.

La dosis recomendada al final de cada sesión de hemodiálisis es de 3 a 5 mg/Kg, en ralación con el grado de severidad de la infección.

Administración intravenosa: Preparación de soluciones

La solución intravenosa empleada se prepara añadiendo a la dosis requerida 100 ml a 200 ml de un diluyente estéril como una solución salina o dextrosa al 5% en agua u otra solución compatible. La infusión debe administrarse en adultos en un período de 30-60 minutos. La dosis total diaria no debe exceder los 15-20 mg/kg/día.

En pacientes pediátricos, el volumen de diluyente dependerá de la cantidad tolerada por paciente. La infusión debe administrarse normalmente en un período de 30-60 minutos. En los lactantes, en los que la administración se hará a lo largo de 1-2 h. La amikacina no debe mezclarse físicamente con otras drogas, pero podrá ser administrada independientemente según la dosis y ruta recomendada.

3. Contraindicaciones

Amikacina está contraindicada en casos de alergia conocida a amikacina o a algún componente de su formulación. También está contraindicada durante el embarazo y la lactancia.

Se puede contraindicar su uso en pacientes con historial de hipersensibilidad o reacciones graves a algun aminoglucósido.

4. Advertencias y precauciones

Se desaconseja la administración simultánea o sucesiva con otros aminoglucósidos, excepto que exista justificación bacteriológica, y en estos casos deberá realizarse bajo supervisión médica estricta.

Debido a la potencial ototoxicidad y nefrotoxicidad asociada a la utilización de aminoglucósidos en perfusión intravenosa lenta e inyección intramuscular, los pacientes deben ser cuidadosamente monitorizados. Siempre que sea posible, deben obtenerse audiometrías en serie, en pacientes con edad suficiente para poder colaborar en las pruebas, particularmente los de alto riesgo.

No se ha establecido la seguridad en tratamientos prolongados más allá de 14 días.

En sujetos con anomalías vestibular y cóclear, la amikacina sólo se utilizará en aquellos casos en los que el beneficio pueda considerarse superior al resto.

El riesgo de ototoxicidad inducida por aminoglucósidos es mayor en pacientes con insuficiencia renal y en aquellos que reciben altas dosis, o los que están sometidos a una terapia prolongada.

Este riesgo está en relación con el grado de exposición tanto con las concentraciones plasmáticas pico como valle. Los pacientes que desarrollen lesiones cocleares o vestibulares pueden no manifestar síntomas durante el tratamiento que adviertan de la toxicidad del VIII par craneal, pudiendo producirse pérdida auditiva bilateral total o parcial irreversible, una vez finalizado el mismo. La ototoxicidad debida a aminoglucósidos es, generalmente, irreversible.

Debe evitarse el uso simultáneo de diuréticos potentes, (el ácido etacrínico o la furosemida), ya que pueden producir ototoxicidad por sí mismos. Cuando se administran por perfusión intravenosa lenta, los diuréticos pueden incrementar la toxicidad de los aminoglucósidos al alterar sus concentraciones tanto séricas como tisulares. (Ver sección 4.5)

Los aminoglucósidos, deben utilizarse con precaución en pacientes con trastornos musculares, tales como miastenia gravis o parkinson, ya que la amikacina puede agravar la debilidad muscular a causa de su potencial efecto de tipo curare sobre la unión neuromuscular.

Los aminoglucósidos son potencialmente nefrotóxicos.

Los pacientes deben ser bien hidratados durante el tratamiento y la función renal debe controlarse antes de comenzar el tratamiento y diariamente durante el mismo, en especial en pacientes de edad avanzada.

Si aparecen signos de irritación renal (cilindros, células blancas, o rojas, o albúmina), debe incrementarse la hidratación. Debe reducirse la dosificación (ver sección 4.2) si hay evidencia de insuficiencia renal como presencia en la orina de cilindros, leucocitos, eritrocitos, albúmina, disminución del aclaramiento de creatinina, disminución de la densidad específica de la orina, aumento de nitrógeno de la urea sanguínea, creatinina sérica u oliguria. Si aumenta la azotemia o si se produce una disminución progresiva del gasto urinario, debe interrumpirse el tratamiento.

Las concentraciones séricas deben controlarse siempre que sea posible para asegurar niveles adecuados y evitar los niveles potencialmente tóxicos. Deben realizarse análisis de orina para detectar incrementos en la excreción de proteínas, la presencia de células o cilindros y la disminución de su densidad. Periódicamente deben determinarse el nitrógeno uréico (BUN) y la creatinina sérica o el aclaramiento de creatinina.

Los aminoglucósidos se absorben rápidamente y casi en su totalidad, cuando se administran por vía tópica, excepto en la vejiga urinaria, durante procedimientos quirúrgicos. Se han comunicado casos de sordera irreversible, insuficiencia renal y muerte por bloqueo neuromuscular tras irrigación, tanto de campos quirúrgicos extensos como pequeños, con preparaciones de aminoglucósidos.

Los aminoglucósidos deben ser empleados con precaución en prematuros (nacidos antes de tiempo) y neonatos (con 4 semanas de vida) debido a la inmadurez renal de estos pacientes, lo que puede prolongar la semivida plasmática de estos fármacos.

Por contener sulfito ácido de sodio, raramente se pueden provocar reacciones de alergias graves y broncoespasmo.

AMIKACINA 125 mg/ 2 ml y AMIKACINA 500 mg/ 2 ml contienen menos de 23 mg/dosis de sodio = 1 mmol; esto es, esencialmente "exento de sodio".

5. Interacciones

Se debe evitar el uso de amikacina tanto conjuntamente como de forma secuencial con medicamentos neuro o nefrotóxicos, tales como bacitracina, cisplatino, polimixina B, colistina, sefaloridina, kanamicina, neomicina, estrptomicina, tobramicina, gentamicina, paromomicina, viomicina y vancomicina.

6. Embarazo y lactancia

Embarazo: Los aminoglucósidos pueden producir daño fetal cuando se administra a mujeres embarazadas. Atraviesan la barrera placentaria y se tienen datos de sordera congénita bilateral irreversible, en niños cuyas madres han sido tratadas con estreptomicina durante el embarazo. Aunque no se han comunicado datos secundarios graves en fetos o recién nacidos de madres tratadas con otros aminoglucósidos, existe el potencial de riesgo. Se han realizado estudios de reproducción de amikacina en ratas y monos; los resultados indican que no hay evidencia de alteración de la fertilidad o daño fetal debido a amikacina. No se han realizado estudios bien controlados en mujeres embarazadas, pero la experiencia no incluye evidencia alguna positiva de efectos secundarios en el feto.

A pesar de que su uso no es recomendable en mujeres embarazadas, el beneficio terapéutico a alcanzar puede ser eventualmente superior al riesgo potencial teratógeno, pudiendo estar justificado su uso en tales casos, siempre bajo un riguroso control clínico. Si el medicamento se utiliza durante el embarazo, o si la paciente se queda embarazada durante el tratamiento, se le debe informar de los posibles riesgos.

Lactancia:

Bo existen datos sobre la excreción por la leche materna. Como regla general se recomienda que las mujeres en tratamiento con amikacina suspendan la lactancia, debido a las posibles reacciones adversas sobre el lactante.

7. Efectos sobre la capacidad para conducir vehículos y utilizar maquinaria

No existe evidencia de efectos sobre la capacidad para conducir vehículos o utilizar maquinaria. Sin embargo, dicha capacidad puede verse alterada si aparecen reacciones adversas como mareo, vértigo y letargia.

8. Reacciones adversas

Todos los aminoglucósidos tienen el potencial de inducir toxicidad auditiva, vestibular y renal y bloqueo neuromuscular (ver Advertencias y Precauciones). Estas toxicidades se producen más frecuentemente en pacientes con insuficiencia renal, en pacientes en tratamiento con medicamentos ototóxicos o nefrotóxicos y en pacientes tratados durante largos períodos y/o con dosis superiores a las recomendadas.

Estas reacciones son dependientes de la dosis, del espaciado de las mismas y de la duración del tratamiento. Los síntomas pueden aparecer durante el tratamiento o una vez finalizado el mismo.

A continuación se presenta el listado de reacciones adversas en función de los sistemas afectados y en orden decreciente de frecuencia según los criterios: muy comunes (> 1/10), comunes (>1/100, < 1/10), infrecuentes (>1/1000, <1/100), raros (>1/10000, < 1/1000) y muy raros (<1/10000).

Sistema neurológico:

  • Muy comunes:

Neurotoxicidad-ototoxicidad: los efectos tóxicos del VIII par craneal pueden producir pérdida de la audición, vértigo o ambos efectos a la vez. La amikacina afecta fundamentalmente a la función auditiva. El daño coclear incluye pérdida de la audición en frecuencias altas y generalmente ocurre antes de que la pérdida de audición clínica pueda detectarse mediante pruebas audiométricas. Neurotoxicidad-bloqueo neuromuscular: después del tratamiento con aminoglucósidos pueden aparecer parálisis muscular aguda y apnea.

  • Infrecuentes: Cefalea, temblores

Sistema renal

  • Muy común:

Nefrotoxicidad: pueden presentarse elevaciones de la creatinina sérica, albuminuria, presencia en la orina de cilindros, leucocitos o eritrocitos, azotemia y oliguria. Los cambios en la función renal son generalmente reversibles tras la interrupción del tratamiento.

  • Generales, muy comunes: Fiebre medicamentosa

Sistema digestivo

Infrecuentes: Náuseas, vómitos

Sistema Dermatológico

Infrecuente: Erupción cutánea

Sistema musculoesquelético

Infrecuentes: Parestesia, artralgia

Sistema cardiovascular

Raras: Hipotensión; hipomagnesemia

Sistema sanguíneo

Raras: Eosinofilia, anemia

Sistema ocular

Infrecuentemente: Infarto macular permanente con pérdida de visión al administrarse amikacina por vía intravítrea (inyección dentro del ojo). Como se esperaría de los aminiglucósidos, los informes de nefropatía tóxica e insuficiencia renal aguda han sido comunicados durante los estudios de farmacovigilancia.

9. Sobredosificación

Los síntomas más característicos de la sobredosificación de aminoglucósidos es la aparición de sordera y/o alteraciones del equilibrio, insuficiencia renal y parálisis respiratoria.

En caso de presentarse una reacción tóxica por sobredosificación o acumulación, a tener en cuenta especialmente en pacientes con insuficiencia renal grave, la diálisis peritoneal o la hemodiálisis pueden favorecer la eliminación de amikacina de la sangre. En niños recién nacidos puede tenerse en cuenta una transfusión. Si se produjese una reacción de hipersensibilidad se suspenderá su administración, aplicándose al paciente el tratamiento específico adecuado a la naturaleza e intensidad de la misma (antihistaminicos, corticosteroides, adrenalina, etc). En caso de sobredosis o ingesta accidental, se debe consultar al Servicio de Información Toxicológica.

PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS

La Amikacina pertenece al grupo terápeutico (código ATC) J01GB06.

Es un antibiótico del grupo de los aminiglucósidos, derivado de la kanamicina, semisintético y con acción bactericida.

La Amikacina se une a la subunidad 30S de los ribosomas bacterianos produciendo un complejo de iniciación 70S de carácter no funcional, de forma que se interfiere la síntesis proteica.

La Amikacina resiste a la degradación causada por la mayoría de las enzimas inactivantes de aminoglucósidos, que afectan a kanamicina, gentamicina, etc.

Algunos estudios in vitro indican que Amikacina combinada con antibióticos beta-lactámicos actuán sinérgicamente frente a algunos microorganismos gram positivos.

Se recomienda rehalizar la prueba de sensibilidad de disco para avaluar la sensibilidad del microorganismo a Amikacina.


ENLACES

Icon url.jpg Articulos Relacionados acerca de Amikacin

*Articulos en Pubmed
*Articulos en Google Scholar
Herramientas personales
  • Esta página fue modificada por última vez el 14 dic 2010, a las 10:17.
  • Esta página ha sido visitada 13.219 veces.

La información que figura en esta página web está dirigida exclusivamente al profesional sanitario destinado a prescribir o dispensar medicamentos, por lo que requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Asimismo, esta información está dirigida a una amplia audiencia y podría contener datos sobre productos o información que no es accesible o válida en su país. Le hacemos saber que no nos hacemos responsables si usted accede a información que en su país de origen puede que no cumpla con algún requerimiento legal, o no estar regulada, registrada o autorizado su uso.