Agnotología

De Pneumowiki - Enciclopedia de Neumología y Neumociencias
Saltar a: navegación, buscar
Agnotología
Clasificación y recursos externos

Wikipedia NO es un consultorio médico Aviso médico


Sinónimos

Agnotología

Introducción


La agnotología es el estudio de la ignorancia o duda culturalmente inducida, en particular la publicación de datos científicos inexactos o engañosos. Este término fue acuñado por el estadounidense Robert Proctor, un profesor de Stanford especializado en “Historia de la Ciencia y la tecnología”.

Según sus propias palabras la agnotología es “ el estudio de la política de la ignorancia, cómo la ignorancia se genera activamente a través de cosas como el secretísmo en los avances científicos, militares o por medio de políticas deliberadas”. [[

Ag1.jpg
Ad2.jpg

El término hace referencia de manera más amplia al mal uso intencionado de la información que hacen determinadas industrias con la intención de generar confusión en el consumidor y minimizar así sus riesgos económicos. Ello incluye no solo la publicación de datos científicos imprecisos sino también el uso abusivo de gran cantidad de información saturando al consumidor y llegando a generar mayores dudas de las iniciales.

Prácticamente cualquier estudio sobre temas diversos puede presentarse ante el público como algo positivo o negativo según se resalte algún aspecto positivo del mismo y se oculte otro; todo depende de como se manipulen los datos que se posean. En palabras del propio Proctor “La gente siempre asume que si alguien no sabe algo, es porque no prestaron atención o no se han parado a pensarlo… pero la ignorancia también viene de la literal supresión de la verdad –o su ahogo en muchos casos- o el intento de hacerla confusa de modo que la gente deja de preocuparse por lo que es cierto y lo que no”.

Existen multitud de ejemplos sobre el mal uso intencionado de la información o la publicidad. El ejemplo mas claro es el de la industria tabacalera; durante años se encargó de sembrar dudas y opiniones contradictorias sobre el riesgo cancerígeno asociado al tabaco que actualmente se considera un hecho científicamente irrefutable. Creando controversia se encargaban de generar un debate dando así la impresión de que los expertos “ no se ponían de acuerdo” y retrasando por tanto las acciones oportunas que supondrían una gran pérdida económica.


Sin embargo, como se sabe, la ciencia no es una cuestión de opiniones y la evidencia de que el tabaco causa enfermedades cardiovasculares y cáncer es hoy día un hecho más que probado a pesar de que durante años se encargaron de ponerlo en duda; lo más escandaloso no son los índices de mortalidad sino que se tardara casi 100 años en reconocer públicamente el peligro que entrañaba el tabaco.


1964.jpg